La ReSPuEStA

A la mañana siguiente, mientras manejaba y sin recordar el reto hecho a Dios, cambiaba estaciones en la radio. ‘Casualmente’ al pasar por una, hablaba un radio oyente que decía:

 

-“Se que ustedes no hablan de religión en su programa, y no voy a hablar de religión. Pero permíteme compartir esto con tu publico por que ha cambiado mi vida para siempre”.

 

Sin saber por que aguanté la respiración, sentí ‘mariposas’ en el estómago y mi corazón se aceleró un poco. Recordé el reto y supe que Dios me estaba respondiendo.

 

El hombre mencionó una película nueva, que yo nunca había escuchado, dijo que era una especie de documental. Quise hacer nota mental “debo recordarlo”- me dije, y repetía el nombre en mi mente pues no podía detenerme para anotarlo.

 

Por supuesto al llegar al trabajo, ya lo había olvidado. Era un viernes, lo recuerdo bien. “No importa”- me dije- “el domingo voy a la librería y lo busco, preguntaré, sé que lo encontraré”

 

Ese domingo me levanté muy temprano, no podía dejar de pensar en eso. Llegué a la librería aun sin recordar el nombre de la película, sabía que el título era corto. “NO me voy de aquí hasta que lo encuentre”-pensé.

 

Hacía fila para que el empleado me atendiera, cuando llegué frente a él, abrí la boca para preguntar y algo a mi derecha llamó la atención. Allí estaba: “The Secret” leí y mi corazón saltó. “No importa” – dije – “esto es lo que vengo a buscar”.

 

‘Volé’ a mi casa con mi ‘tesoro’. Llamé a mi familia, y nos sentamos a verlo. Entendí tantas cosas, todo me hizo sentido. No estaba aprendiendo, estaba recordando, como quien está dormido y despierta.

 

Tres veces vimos la película ese día. Solo nos deteníamos para discutir lo que habíamos visto con mucha prisa por que queríamos verla de nuevo. ¡Ese día recordé tantas cosas! Tantas veces que usé la Ley de Atracción sin saberlo.

 

Nunca en mi vida había buscado trabajo, los trabajos siempre habían venido a mí. Yo solo pensaba ‘quiero hacer esto’, ‘quiero probar tal cosa’,  y al poco tiempo la oportunidad se presentaba. Así también atraje un negocio, uno del que yo no sabía absolutamente nada. Cada vez que pasaba frente a este negocio me veía entrando a el como dueña, no sabía por que, pero lo pensaba. No me afanaba con eso, solo lo pensaba. Al cabo de tres o cuatro años la oportunidad de comprarlo se presentó, sin mayor problema. Yo me sorprendí y pensé que lo que había tenido todo ese tiempo era un presentimiento.

 

Por un mes entero vimos de ‘The Secret’ todos los días. Llegaba del trabajo y me sentaba a verlo. En los fines de semana lo veíamos más de  una vez.

 

Quiero aclarar algo muy importante: Cada ser humano es diferente. Cada proceso es diferente. Lo que funcionó para mí, es poco probable que funcione igual para alguien más.

 

En este año mi proceso ha sido intenso, pero ha sido mío. Incluso mi familia, que comenzó conmigo ese domingo, ha tenido su propio descubrimiento y sus propias respuestas a sus preguntas.

 

Hoy día ya no veo ‘The Secret’ todos los días, de echo, hace meses que no lo veo. He descubierto otras cosas otros autores, libros maravillosos. Agradezco a Dios por Rhonda Byrne y su visión de hacer este documental que ha ayudado a muchas personas.

 

Para mí fue la base. Desde entonces he leído, buscado y encontrado cada respuesta: cada autor, libro, ‘web-site’, personas, caciones, articulos, conversaciones o películas que ido aclarando mis dudas y respondiendo a mis preguntas.

 

He encontrado que hay MUCHO más que ‘The Secret’, mucho más. Pero decir que no sirve, sería ser muy mal agradecida. Por supuesto es imposible encerrar en un documental de menos de dos horas toda la sabiduría del Universo. ¡Imposible!

La clave que quiero hacer notar es que lo importante NO fue la película, si no el proceso. La clave es PEDIR, pedir sin miedo con la certeza de que Dios te escucha y de que siempre, siemPRE, SIEMPRE te responderá. Y Su respuesta será perfecta para ti. Cuando llegue la respuesta, acéptala sin miedos, sin dudas, sin titubeos. Dios la diseñó para ti aun antes de que preguntaras.

 

 

Un pensamiento en “La ReSPuEStA

  1. Estas en la punta del Iceberg de un conocimiento asombroso que te espera, el que busca encuentra.

    Hay demasiadas cosas que ignoramos que si nos ponemos a pensar en la brutal ignoracia en la que vivimos, nos podemos abrumar.

    A lo mejor estoy aqui para ayudarte a encontrar algo que buscas desde hace mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s